24 de octubre de 2010

23.10.10

Como un débil suspiro llegó tu voz a mi, y me enamoró.
La canción se convirtió en los latidos de mi corazón.
Nació una ilusión llena de amor y pasión pero a la vez también de dolor.
Despertó en mi una nueva sensación que hizo mi mundo mejor.
Recuerda pequeño, aquella canción que hablaba de nosotros dos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada