7 de marzo de 2012

La tranquilidad de la naturaleza.

Tras un fin de semana de total relax, llega volver a la rutina diaria.

Con nueva tienda, nuevo horario, nuevas compañeras de tienda pero lo mismo de siempre.

¿Y qué?

Al final una se da cuenta de que si haces todo lo posible no puedes hacer más.

Yo duermo con la conciencia muy tranquila.

Y lo que verdaderamente importa son los momentos vividos en el lugar de la foto.
Las risas, las tontadas, las conversaciones sobre diez mil temas diferentes... y poder repetirlos cuando queramos.

Porque esos momentos son únicos e irrepetibles.

Y porque hay que sonreír a la vida y apreciar la belleza que nos rodea.

¿A quién el apetece otra escapada rural?

A mi desde luego sí.... San Jorge se acerca... ^^

Un beso y feliz miércoles a todo el mundo.

2 comentarios:

  1. Jou y yo me lo perdi... :( La próxima vez me apunto!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Ya estás apuntada ... muajajajajaja!!!

    ResponderEliminar