11 de agosto de 2010

10.08.10

No creo en tus palabras porque sólo son eso, palabras.
Necesito que me demuestres cada día lo que insinúas que sientes.
Te quiero pero dudo que sólo mi amor sea suficiente para salvar esta relación.
Y no te estoy diciendo que no me ames, simplemente que es insuficiente lo que tú me das.
Los dos necesitamos un poco más para poder seguir adelante.
No puedo dejarte, es más, tampoco quiero.
Se me partiría el alma en dos y un pedacito de ella te la llevarías contigo.
Tenemos que buscar una solución porque sino tendremos que decirnos adiós.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada