26 de agosto de 2010

25.08.10

La razón porque la que no debía seguir pensando en él le llego en ese momento cuando al verlo dos lágrimas resbalaron por sus mejillas, allí estaba él. Tan guapo como siempre, no la veía , era imposible.
Ella sonrió con nostalgia, sabía que nunca más estarían juntos.
Recordó todos aquellos momentos que habían vivido juntos, todas las promesas que se hicieron, todos los planes de futuro que ya nunca tendrían.
Entendía que la única posibilidad de seguir adelante era pasando página. Olvidandole, esperando a que un nuevo amor surgiera en el momento más inesperado.
Miró a su alrededor, y no encontró aquello que buscaba pero sí la mirada de sus amigas.
Y supo que con valor y la vista puesto en el mañana, todo volvería a la normalidad.
Sin él pero sería otra vez feliz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada