20 de junio de 2010

Odio, amor


Esperando una mirada tuya me pregunto por qué sigo buscándote.
No hay respuestas en mi ser.
Juegas conmigo
a hacer que me quieres y yo te odio por eso.
No comprendo como me puedes decir te amo, mirándome a los ojos y al segundo dejarme sin nada.
Pero muy a mi pesar también te amo,
te amo con locura porque con sólo oír una palabra tuya me olvido de todo lo que ha pasado y me dejo llevar hacia caminos que ambos conocemos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada